En nombre de la comunidad religiosa, os hago llegar la invitación a la Novena a María Inmaculada.

Ella es el modelo de nuestro ser y hacer como educadores concepcionistas.

¡Estáis todos invitados, María nos espera!